El iPhone no carga cuando conecto su cable USB Lightning, ¿qué puedo hacer?

Publicado por iStore Costa Rica en

Si te has encontrado alguna vez con un iPhone que no carga cuando conectas su cable USB Lightning, es muy probable que la solución sea mucho más sencilla de lo que te imaginas. A menudo, y sobre todo ahora que muchos cargamos nuestro iPhone con una base de carga inalámbrica o que utilizamos AirPods, el puerto Lightning de un iPhone apenas se usa. En esas condiciones, es habitual que entre polvo que básicamente nunca más vuelve a salir, acumulándose en el interior del conector y haciéndolo inservible, porque el conector del cable Lightning es tan pequeño, que unos pocos milímetros de desajuste hacen que no se pueda conectar realmente. En esos casos, la solución es obviamente sacar esa suciedad acumulada del puerto, algo que puedes hacer con seguridad con algo que seguramente tengas en casa; un mondadientes o palillo de madera.

 

Teniendo cuidado de no forzar demasiado y romperlo, simplemente rasca el fondo del conector con la punta hasta que veas que la suciedad sale, y que no queda mucho más dentro. Hazlo con calma y tranquilidad, sin apretar demasiado dentro, porque no queremos que se rompa el palillo y empeoremos la situación dejando alguna pequeña astilla dentro.

Es importante que utilices la madera, porque es aislante, es decir, la electricidad no se transmite por ella y por eso no tenemos que temer a conectar varios de los pines del puerto Lightning. No se te ocurra meter cosas como un alfiler, o un cuchillo, o cualquier otra cosa metálica y pequeña dentro. De verdad, no merece la pena. Espera a poder hacerlo con un palillo.

Después de esto, si vuelves a conectar el cable Lightning, verás que muy probablemente el iPhone ya lo reconoce y se pone a cargar. A nosotros nos ocurre esto siempre que queremos cargar el iPhone con un cable, algo que ocurre quizás una vez cada varios meses, y siempre hay suciedad acumulada en el interior del conector simplemente por llevar el iPhone en el bolsillo todos los días. Es algo que no se puede evitar, pero afortunadamente, es fácil de solucionar.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua